Litotricia renal por ondas de choque

Litotricia extracorpórea por ondas de choque

La litotricia extracorpórea por ondas de choque ( LEOC ) es una técnica mínimamente invasiva para el tratamiento de las litiasis, en general hasta 1 cm, en localización renal y/o ureteral proximal. Las ondas de choque pasan a través de la piel y por tanto evitamos realizar una intervención quirúrgica. 

El primer litotriptor constaba de un recipiente de agua en el que había que sumergir al paciente para permitir la difusión de las ondas, es por esto que durante muchos años este método de tratamiento se popularizó como “la bañera” 

Desde entonces, los litotriptores no han parado de evolucionar, el que disponemos en nuestro grupo es el Dornier Compact Delta. Tiene un potente generador de ondas electromagnético, el más extendido a nivel mundial, eficaz y duradero. Dispone de sistemas de localización y seguimiento integrados que permiten localizar el cálculo de forma segura y fragmentarlo de forma efectiva. Con los litotriptores de última generación, como el nuestro, todos los cálculos presentes en el tracto urinario pueden ser tratados con el paciente tumbado cómodamente boca arriba. 

La mayor parte de los cálculos se puede tratar eficazmente mediante este método. Sin  embargo su principal desventaja es que una vez fragmentado el cálculo se debe eliminar de forma natural por la vía urinaria.

En nuestra unidad, los pacientes son valorados previamente por anestesia, ya que reciben una sedación que evita sienten dolor, y facilita la fragmentación al disminuir los movimientos del paciente. Un tratamiento completo dura aproximadamente 60 minutos y no requiere ingreso hospitalario.

No suele ser preciso la colocación de catéter ureteral doble J previo a la LEOC.

Ir arriba