Cirugía laparoscópica y robótica

Cirugía laparoscópica y robótica

Hoy en día, la cirugía laparoscópica y/ robótica, estará indicada en los fracasos de las técnicas endourológicas, en la extracción del riñón litiásico no viable, en las malformaciones anatómicas urológicas que precisen corrección simultánea y en los casos en los que haya que desarrollar otro tipo de cirugía concomitante

Estos abordajes permiten llevar a cabo estas cirugía de un forma mínimamente invasiva respecto a la cirugía abierta convencional y permiten una recuperación más rápida. 

Precisan en la mayoría de los casos de anestesia general, hospitalización de 48-72h y colocación de catéter ureteral doble J.

Las más comúnmente empleadas son la pielolitotomia laparoscópica/robótica y la ureterolitotomia laparoscópica/robótica.

Ir arriba