Tumor VesicalUnidad de Uro-Oncología

El tumor vesical se desarrolla a partir del epitelio transicional o urotelio que cubre el interior de la vejiga

El tumor vesical es más frecuente en hombres y España tiene una de las incidencias más elevadas de Europa. El tabaquismo es el responsable del 50% de los casos incrementando el riesgo por 4 con respecto a los pacientes no fumadores. También tiene relación con exposición ambiental y ocupacional (aluminio, tintes, pinturas, petróleo, caucho, textiles etc). Otras causas son la radiación sobre la pelvis, parásitos (esquistosomiasis), fármacos como la ciclofosfamida, exposición a los trihalometanos del agua ingerida etc.

La sintomatología más frecuente es la hematuria (80-90%), que puede acompañarse de coágulos. Otra forma de presentación son los síntomas irritativos miccionales (en ausencia de infección urinaria), consistentes en aumento de frecuencia miccional, disuria o escozor y urgencia.

También puede aparecer dolor cólico, como consecuencia de la obstrucción del tracto urinario superior, o sintomatología sistémica en casos metastásicos, siendo infrecuente (pérdida de peso, anorexia, fiebre etc).

Existen dos entidades con pronósticos y tratamientos diferentes: el tumor vesical no musculoinvasivo, que respeta la capa muscular de la vejiga (75%) y el tumor vesical musculoinvasivo, que afecta a la capa muscular (25%). Para el manejo óptimo de esta enfermedad es preciso una unidad de uro-oncología capaz de tratar la enfermedad en todos sus estadios.