DiagnósticoUnidad de Litiasis

Diagnóstico de la Litiasis

El correcto manejo de la litiasis urinaria, debe basarse en un conocimiento profundo de la enfermedad, y ser individualizado para cada paciente, ya que el cálculo tiene un origen multifactorial en el que se implican factores anatómicos, hidrodinámicos y físico-químicos. 

Debemos por tanto conocer la morfología y función de la vía excretora (determinadas alteraciones morfológicas de la vía urinaria pueden ser corregidas) y realizar un estudio microbiológico y bioquímico urinario, que nos permita tratar adecuadamente una posible infección o la enfermedad responsable del desorden bioquímico (gota, hiperparatiroidismo, hipercalciuria familiar, acidosis tubular, etc.). 

Es necesario, además, conocer el perfil litogénico del paciente, con análisis bioquímicos dirigidos de la litiasis y la orina de los pacientes, lo que nos facilitará la modulación de sus hábitos dietéticos y la elección de los fármacos más adecuados, cuando sean necesarios.

Litiasis

Pruebas diagnósticas para la litiasis

Cuando el paciente es referido a la consulta especializada, se procede a un estudio detallado que comienza por la historia clínica y a continuación un estudio basado en pruebas de imagen y pruebas de laboratorio.

En los últimos años se han producido importantes avances en el diagnóstico por imagen de la patología urológica en general y, por tanto, de la litiasis.

A la hora de estudiar a un paciente con litiasis se dispone de una gran variedad de pruebas de imagen:

  • Radiografía simple de abdomen
  • Ecografía urológica
  • Tomografía axial computerizada
  • Urografía intravenosa
  • Resonancia Magnética

La indicación de cada una de estas pruebas debe ser valorada por el especialista no solo para el diagnóstico sino para planificar el tratamiento más adecuado.