Tratamiento con instilaciones endovesicales

instilaciones endovesicales

Las instilaciones endovesicales de ácido hialurónico y condroitín sulfato se emplean para permitir la regeneración de la capa de glucosaminoglicanos (GAG) del epitelio vesical. «Esto permite la reposición del tejido conjuntivo y facilita la posterior anidación y recomposición de las células epiteliales», explica el Dr. José Medina Polo, responsable de la Unidad de Urología Funcional-Femenina de ROC Urología.

Inicialmente, este tratamiento se empleó con éxito en pacientes con síndromes dolorosos vesicales, cistitis intersticial y cistitis rádica, que se asocian a daños en la capa de GAG, reduciendo su función protectora. En pacientes con cistitis agudas de repetición también se ha demostrado la existencia de una afectación cuantitativa y/o cualitativa en la barrera de GAC. Además, el problema de las infecciones de orina de repetición también radica en la gran prevalencia que presentan y los efectos negativos que conllevan en la calidad de vida. Se estima que más de la mitad de las mujeres presentarán al menos un episodio de orina a lo largo de la vida, y un 20% tendrán otros episodios de infección. Hablamos de infecciones urinarias de repetición en el caso de que existan más de dos infecciones en seis meses o más de tres en un año.

Tanto en cuadros dolorosos vesicales, cistitis tras radioterapia o infecciones urinarias de repetición puede producirse una alteración de la barrera de GAG. Ésta es responsable, no sólo de los síntomas referidos por la paciente, sino que produce que el cuadro clínico se mantenga y exista mayor riesgo de infecciones, dado que sustancias perjudiciales, como bacterias pueden penetrar con mayor facilidad y dañar las células que recubren la vejiga interiormente. Por todo ello, conseguir restablecer la pared vesical y sus capacidades impermeables y protectoras va a corregir el daño.

Instilaciones endovesicales en infecciones de repetición

Existen estudios evaluando su eficacia en el tratamiento de las infecciones urinarias de repetición-cistitis recidivantes, disminuyendo la recurrencia y mejorando la sintomatología miccional en estas pacientes.

El protocolo de instilación se realiza en la consulta. Tras vaciar la vejiga, se procede a introducir el ácido hialurónico y condroitín sulfato con una sonda uretral o mediante el empleo de un adaptador que posibilita realizar el procedimiento sin necesidad de sonda. Una vez realizado, se aconseja retener en la vejiga durante un mínimo de 30 minutos.

Este procedimiento se realiza de acuerdo a un calendario de instilaciones que suele consistir en 6 sesiones. Se trata de un procedimiento ambulatorio y que no suele asociar complicaciones.

En la Unidad de Urología Funcional – Femenina de ROC Urología disponemos de amplia experiencia en el manejo de las infecciones urinarias de repetición, así como del tratamiento con instilaciones endovesicales.